Alicia MaciasComment

Dinámica de movimiento.

Alicia MaciasComment
Cuando creé este blog, tenía como idea principal publicar contenido más personal. Imágenes que me gusta fotografiar a mí, sin encargos, sin terceras personas. Cosas que me inspiran y que quería crear sin más.  A veces, la vida nos hace ir por caminos distintos a los que esperábamos. Nuestros caminos se bifurcan y no hay tiempo para todo. Lo importante es siempre ser fiel a uno mismo. Hoy quiero contaros que hubo una época cuando empecé a estudiar fotografía en la que descubrí mi pasión. Me encantaba investigar, crear, imaginar, revelar, tener una analógica en mis manos, pringarme de productos químicos, medir, mojar, secar y ver aparecer como por arte de magia esas imágenes sobre papel. Era algo casi mágico, me hacía sentir algo muy muy especial.  Estos días he estado revisando mi archivo y me he topado con varias fotografías que realicé mientras estudiaba. Cuando las miro me entra un poquito de nostalgia al ver en ellas a mi yo de antes. Esa inocencia que no sabía que tenía, esas ganas de mirarlo todo al detalle y de crear algo que me permitiera expresarme.  En los trabajos que realizo actualmente, intento meter un poco de mi misma, mucha luz, sencillez, formas geométricas... Intento no perder nunca mi esencia. Pero aun así, echo de menos crear, crear sin más. Las semanas se consumen como la pólvora, pasan volando y planifico sesiones de fotos que siempre tengo que posponer por trabajo.  He querido escribir este post para mostraros uno de mis proyectos por el que siento un cariño muy especial. Lo llamé "Dinámica de movimiento". En su momento escribí algo muy complejo sobre como los cuerpos se movían por impulsos físicos y se expresaban a través de sus extremidades. Hoy en día me percato de que simplemente siento fascinación por el ser humano y sus formas, su expresión corporal... Durante la sesión de fotos, coloqué mi cámara sobre un trípode y mientras la modelo bailaba al ritmo de la música yo disparaba sin parar. Recuerdo salir de allí con una emoción inmensa de haber logrado justo lo que yo quería mostrar.  Os dejo con algunas de las imágenes que son un trocito muy importante de mí y espero pronto crear nuevos proyectos.   

Cuando creé este blog, tenía como idea principal publicar contenido más personal. Imágenes que me gusta fotografiar a mí, sin encargos, sin terceras personas. Cosas que me inspiran y que quería crear sin más. 

A veces, la vida nos hace ir por caminos distintos a los que esperábamos. Nuestros caminos se bifurcan y no hay tiempo para todo. Lo importante es siempre ser fiel a uno mismo. Hoy quiero contaros que hubo una época cuando empecé a estudiar fotografía en la que descubrí mi pasión. Me encantaba investigar, crear, imaginar, revelar, tener una analógica en mis manos, pringarme de productos químicos, medir, mojar, secar y ver aparecer como por arte de magia esas imágenes sobre papel. Era algo casi mágico, me hacía sentir algo muy muy especial. 

Estos días he estado revisando mi archivo y me he topado con varias fotografías que realicé mientras estudiaba. Cuando las miro me entra un poquito de nostalgia al ver en ellas a mi yo de antes. Esa inocencia que no sabía que tenía, esas ganas de mirarlo todo al detalle y de crear algo que me permitiera expresarme. 

En los trabajos que realizo actualmente, intento meter un poco de mi misma, mucha luz, sencillez, formas geométricas... Intento no perder nunca mi esencia. Pero aun así, echo de menos crear, crear sin más. Las semanas se consumen como la pólvora, pasan volando y planifico sesiones de fotos que siempre tengo que posponer por trabajo. 

He querido escribir este post para mostraros uno de mis proyectos por el que siento un cariño muy especial. Lo llamé "Dinámica de movimiento". En su momento escribí algo muy complejo sobre como los cuerpos se movían por impulsos físicos y se expresaban a través de sus extremidades. Hoy en día me percato de que simplemente siento fascinación por el ser humano y sus formas, su expresión corporal... Durante la sesión de fotos, coloqué mi cámara sobre un trípode y mientras la modelo bailaba al ritmo de la música yo disparaba sin parar. Recuerdo salir de allí con una emoción inmensa de haber logrado justo lo que yo quería mostrar. 

Os dejo con algunas de las imágenes que son un trocito muy importante de mí y espero pronto crear nuevos proyectos.